jueves, 25 de abril de 2013

"Lola's burguer" (de garbanzos y algas)


Buenas a todos. Hoy os traigo una receta súper sencilla, que hará que todos aquellos a los que no les apasione comer legumbres, comiencen a cambiar de opinión.

Ingredientes para 8-10 burgues:
1 tarro pequeño de garbanzos cocidos (si son garbanzos cocidos en casa con las algas, mejor)
Una tira de unos 4 cm de ancho de alga wakame, troceada y remojada
2 pimientos del piquillo en conserva cortados en "brunoise" (es decir, en daditos muy chiquititos)
1 huevo
2 cucharadas soperas de semillas de sésamo
Pan rallado
Una pizca de sal
Aceite para freír

Elaboración
En un bol grande colocamos los garbanzos, las algas, el huevo y una pizca de sal, al gusto. Trituramos todo hasta que quede homogéneo. 

Luego incorporamos las semillas de sésamo, los pimientos de piquillo y un poco de pan rallado. Mezclamos con las manos y vamos añadiendo pan rallado hasta que tenga la consistencia deseada. Más o menos, hasta que todo quede como una masa maleable.

Ya una vez tenemos la masa, cogemos film transparente de cocina y colocamos un trozo sobre nuestra mesa de trabajo. Nos humedecemos las manos un poco y agarramos, con la ayuda de una cuchara, porciones de la masa. Las moldeamos hasta convertirlas en bolas. 

Sobre el film colocamos una bola de la masa y sobre ésta colocamos otro trozo de film transparente. Con la ayuda de una tapa de cristal de un recipiente para microondas, presionamos con cuidado sobre la bola hasta convertirla en una hamburguesa. 

Las podéis hacer todo lo grande y gruesas que queráis. A vuestro gusto.
 
Luego, cubrimos con cuidado las hamburguesas con las dos capas de film transparente y al congelador para que agarren consistencia (una hora más o menos).

Después, sólo tenéis que coger las que os apetezcan del congelador y freírlas en una sartén con un poco de aceite.
Espero que os gusten!

martes, 16 de abril de 2013

Alubias rojas con conejo, calabaza y setas deshidratadas


Hace un par de semanas, tenía unas alubias rojas en remojo en la nevera que pretendía hacer de manera "clásica". También tenía un trozo de calabaza que había sobrado porque no me entraba en el horno el día anterior con el resto de trozos para asar (de lo grande que era)... Así que, de repente me acordé que mi churri había comprado conejo y pensé ¿por qué no mezclo esto a ver qué pasa? Y esto pasó!

Ingredientes para 4 personas
Medio conejo troceado
100 g de alubias rojas ya remojadas
1 cuarto de calabaza cortada en cubos grandecitos
1 patata grande cortada como para tortilla de patata
1 bolsita de setas varias deshidratadas (son unas bolsitas que compro en el mercado central que llevan: trompetas de la muerte, níscalos, rebollones, etc..pesará unos 50-60 g sin remojar)
2 litros de caldo de verduras casero (también vale un caldo de carne si ya lo tenéis)
2 ramitas de romero fresco
Aceite de oliva virgen
Sal

Elaboración
Colocamos un buen chorro de aceite de oliva y sofreímos el conejo. Cuando esté dorado, lo retiramos de la cazuela y reservamos.
En la misma cazuela marcamos las patatas y la calabaza. Cuando esté al gusto, retiramos y reservamos.
Echamos las alubias rojas y las salteamos un poco con el aceite que queda en la cazuela. Incorporamos el caldo, las ramitas de romero y la sal. Cocemos todo a fuego lento durante una hora y media. 
Transcurrido ese tiempo, añadimos el conejo y cocemos 30 minutos más. 
Después de ese tiempo, incorporamos las patatas y la calabaza y cocemos otros 30 minutos más. En total son 2 horas de cocción.
Mientras está cociendo es bueno que vayamos probando de sal.
Servimos en un plato hondo y listo!!! Espero que os guste.

lunes, 15 de abril de 2013

Ensalada de pollo con rollitos de jamón y esparragos


Buenos días! Hoy os traigo esta ensalada que gusta mucho en casa por su sencillez y su mezcla de ingredientes. Es un plato que viste mucho y sirve como plato principal para cualquier cena con amigos.

Ingredientes para 4 personas
1 bolsa grande de canónigos lavados
1 pechuga de pollo fileteada cortada en tiras a lo ancho
8 lonchas finas, pero alargadas, de jamón serrano
8 lonchas de queso de cabra (vale cualquier queso en lonchas, menos de fundir)
1 bote pequeño de espárragos en conserva (si son frescos, mejor - hay que saltearlos si son frescos)
80 g de piñones
Aceite de oliva
Palillos para sujetar los rollitos de jamón

Para el aliño
60 ml de aceite de oliva virgen
30 ml de salsa de soja
1 cucharada sopera de cebolla en polvo

Elaboración
Colocamos los canónigos repartidos en cuatro platos.
Sobre una superficie lisa colocamos una loncha de jamón y encima una de queso, y repetimos con todas las demás. Enrrollamos con cuidado y sujetamos con la ayuda de uno o dos palillos. En una sartén colocamos un poco de aceite y salteamos los rollitos de jamón hasta que se doren un poco. Retiramos y cuando se enfríen un poco, los cortamos en rodajas de un par de dedos de grosor más o menos, y los colocamos alrededor de los canónigos.
En la misma sartén, echamos unas gotas de aceite de oliva y salteamos las tiras pollo. Una vez a nuestro gusto, retiramos y colocamos sobre los canónigos. 
Luego incorporamos los espárragos bien escurridos sobre nuestro plato. 
Tostamos los piñones y los añadimos por encima.
En un tarrito de cristal mezclamos, sin agitar, los ingredientes para el aliño y aliñamos las ensaladas.
Ya están listas! Espero que os guste!

viernes, 12 de abril de 2013

Cazuela de arroz al horno con rape, champiñones y algas


Como ya sabéis los que me seguís, el arroz es uno de mis platos favoritos y lo hago de muchas maneras diferentes, desde muy complejos hasta muy sencillos, tanto al horno, como en paella. Este es uno de esos platos sencillos y fáciles que visten mucho y quedan de maravilla como plato único acompañado de una buena ensalada. 

Ingredientes
2 colas de rape pequeñas, deshuesadas y troceadas en dados grandes
2,5 vasos de caldo de marisco (lo hice con las pieles y cabezas de unos langostinos)
1 vaso de arroz redondo
100 g de champiñones laminados
Unas hojas de algas kombu troceadas
2 dientes de ajo laminados
1 cucharada sopera de cúrcuma
Aceite de oliva
Sal (si es necesario…en mi caso no lo fue porque el caldo ya la tenía)
1 ramita de perejil fresco para decorar
Elaboración
Ponemos a precalentar el horno a 180ºC y el caldo a calentar para añadirlo más adelante casi hirviendo.
Colocamos la cazuela de barro a fuego bajo con el aceite y sofreímos el rape. Una vez marcado, lo retiramos y reservamos.
Ahora añadimos los ajos y, cuando se doren lo justo, añadimos los champiñones y sofreímos todo junto. Una vez los champiñones estén medio doraditos, incorporamos el arroz y las algas y mezclamos todo bien con cuidado.
En cuanto el arroz esté empapado con el sabor del resto de ingredientes, echar la cucharada de cúrcuma y el caldo caliente casi hirviendo. Ahora añadimos el rape con cuidado de no salpicarnos.
Esto hará que rompa a hervir al momento. Entonces, nos ponemos unos guantes de cocina y metemos la cazuela en el horno durante 18 minutos.
Transcurridos los 18 minutos, retiramos del horno, decoramos con el perejil  y dejamos reposar 10 minutos. 
Y ya está listo para comer!  Espero que os guste.

jueves, 11 de abril de 2013

Salteado de pollo y brotes de soja

Os presento este rápido y facilísimo plato, hecho con cariño, que tiene pocos ingredientes, pero que queda muy bien para vestir nuestro menú.

Ingredientes para dos personas
1 pechuga de pollo
1 bote mediano de brotes de soja en conserva
1 cebolla morada grande (vale cualquier tipo de cebolla)
3/4 cucharadas de salsa de soja
4 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta molida
Sal al gusto

Elaboración
Limpiamos la pechuga y la cortamos en tiras de un centímetro de grosor más o menos. 
Abrimos el tarro de brotes, los escurrimos y lo lavamos con agua para eliminar el jugo de la conserva. Reservamos.
Colocamos al fuego una sartén con 2 cucharadas de aceite. Cuando esté caliente, salteamos el pollo hasta que se dore un poco, lo retiramos y lo reservamos.
En la misma sartén añadimos otras 2 cucharadas más de aceite y salteamos la cebolla. En cuanto vaya cogiendo color, añadimos los brotes de soja y las tiras de pollo. Mezclamos bien todos los ingredientes y añadimos la salsa de soja, una pizca de sal y otra pizca de pimienta molida. Removemos con cuidado hasta que todos los ingredientes se impregnen de los sabores y servimos.
Espero que os guste!

miércoles, 10 de abril de 2013

Mermelada de naranjas castelloneras


Buenos días!...¿Qué tal va todo? Por aquí mejor. Ya tengo algo más de tiempo para cocinar y subir recetas. Entre asuntos personales y familiares, no he podido dedicarle todo el tiempo me habría gustado al blog y al resto de compañeras/os con los que intercambio consejos y recetas.

Dejé el blog casi "abandonado" con una receta de mermelada de granada y para retomarlo, vuelvo con otra, pero de naranjas de mi tierra. Es sencilla y lleva un rato pelar las naranjas para quitarles bien todo lo blanco de la piel, pero os la aconsejo.

Comentaros que sobre las cantidades abajo indicadas, he conseguido casi 3 kilos de mermelada que he envasado en tarros esterilizados (7 botes de unos 400-450 g). El proceso de los tarros lo realizo como lo hacía mi abuela y he encontrado un blog que nos cuenta, de una manera clara y sencilla, pero muy completa, cómo esterilizar los tarros. Os lo dejo aquí para consultar: http://www.velocidadcuchara.com/2010/11/envasamos-al-vacio-para-regalar-y-ahorrar/id=502

Ingredientes
- 2.300 g de naranjas ya peladas, con trozos de piel que habremos quitado con un pela patatas.
- 1.495 g de azúcar (65% con respecto al peso de las naranjas)
- El zumo de un limón grande

Elaboración
Colocamos las naranjas troceadas con las pieles en una cazuela, más alta que ancha, a fuego lento. Cuando comience a hervir, trituramos toda la fruta con una batidora manual, hasta que los trocitos de piel y las naranjas se conviertan en una mezcla más homogénea (a mi me gusta dejar que se vean los trocitos de piel pequeños). Dejamos cocer unos 15 minutos.
Añadimos el zumo de limón y el azúcar, y mezclamos todo con la ayuda de una cuchara de madera. Mantenemos el fuego bajo y cocemos durante unos 40 minutos.
Una manera de comprobar que la mermelada tiene la consistencia deseada, es meter la cuchara de madera y sacarla de la cazuela. Dependiendo de si la "gotita" de mermelada tiende a caer muy rápido o muy despacio, y tiene más o menos adherencia a la madera, será más o menos consistente. También hay que tener en cuenta que, cuando se enfría, adquiere un poco más de consistencia.

Y esto ha sido todo. Colocáis la mermelada en los tarros esterilizados (yo utilizo un colador para evitar manchar los bordes) y seguís los pasos para su completa conservación.
Espero que os guste!

sábado, 3 de noviembre de 2012

Mermelada de Granada

¡A los buenos días!
Hoy subo esta receta que está dedicada a mi amiga Franny porque es una apasionada de las granadas.
Va por ti.

Ingredientes
1550 g de granadas peladas y sin rabitos amarillitos 
200 ml de agua
450 g de azúcar
1 cucharada de zumo de limón
2 g de agar-agar en polvo

Elaboración
En una cazuela colocamos las granadas y el agua. La ponemos al fuego para que cuezan. Durante ese tiempo y con la ayuda de una maza de madera, vamos aplastando los granos para que saquen su jugo. Transcurridos 15-20 minutos, que ya veamos que la espumilla de cocción se vuelve un poco marrón, apagamos el fuego.
Con la ayuda de un colador chino extraemos todo el jugo de las granadas. A mi me han salido 1000 ml justos. 
Colocamos el jugo de nuevo en la cazuela, añadimos el azúcar y el zumo de limón y cocinamos hasta que la textura del líquido se vuelva un poco cremosa. No dejará de ser líquida, pero será más parecida a un jarabe.
Ahora, con esa consistencia y mientras está hirviendo, añadimos el agar-agar. Removemos durante 1 minuto y apagamos el fuego. Pasados 10 minutos, rellenamos los tarros y dejamos enfriar antes de meterlos a la nevera.
Yo no los esterilizo porque la mermelada que hacemos suele ser para comer en los días posteriores. Ahora bien, si alguien quiere hacer mermelada para que le dure más tiempo, le dejo este enlace de un blog que sigo y que me gusta mucho: http://www.directoalpaladar.com/curso-de-cocina/como-esterilizar-nuestras-conservas-receta-de-mermelada-de-fresa
La textura de esta mermelada es entre gelatinosa y cremosa, y se unta muy bien. 

sábado, 20 de octubre de 2012

Mermelada de pimientos rojiverdes

Como algunos ya sabéis, ayer mi churri me trajo unos pimientos muy chuchurríos de casa mis suegros. Al principio pensé en asarlos, pero luego me decidí por hacerlos en mermelada. El resultado ha sido espectacular. Espero que os guste.

Ingredientes
670 g de pimientos troceados (pesados una vez limpios sin pepitas y sin nervios blancos)
300 g de azúcar
Una pizca de sal
50 ml de vinagre de Módena
50 ml de vinagre de vino blanco
650 ml de agua

Elaboración
En una cazuela ponemos el agua, la sal, los vinagres y el azúcar. Removemos para que se mezcle bien y cuando rompa a hervir, añadimos los pimientos y cocemos durante 45-60 minutos a fuego medio-bajo. Lo que tenéis que tener en cuenta es que la consistencia del pimiento se vuelva cremosa.
Retiramos el pimiento y lo colocamos en un vaso para batidora. Incorporamos unas 2 o 3 cucharadas soperas del líquido de la cocción y batimos hasta obtener la consistencia deseada.
La colocamos en tarros, dejamos que enfríe y a la nevera. Ya está. 

Y hoy desayunamos pan casero con queso fresco de cabra y la mermelada de pimientos, acompañado de kiwi amarillo y de té rojo con sirope de ágave
Feliz día a todos!

martes, 9 de octubre de 2012

Coliflor con Piñones al Romero


Ingredientes para 2 personas
1 coliflor de 450 g (lavada y cortada en ramilletes)
4 cucharadas de piñones
2 puerros cortados en juliana diagonal
3 dientes de ajo laminados
3 ramitas de romero fresco
2 cucharadas de vinagre de Jerez
1 cucharadita de pimentón de la Vera
Agua
Aceite de oliva
Sal ahumada

Elaboración
Echamos unas 6 cucharadas de aceite de oliva en una cazuela de unos 24 cm y añadimos los piñones. Los doramos ligeramente a fuego lento y a continuación añadimos los ajos y los puerros. Salteamos durante unos 3-4 minutos. Incorporamos las hojitas del romero, el vinagre y el pimentón. Mezclamos todo con cuidado unos segundos y añadimos los ramilletes de coliflor. Volvemos a mezclar todo bien con cuidado con la ayuda de una espátula de madera. Añadimos sal al gusto y agua hasta que haya un dedo más o menos.
Llevamos a ebullición, bajamos el fuego, dejamos tapado y cocemos entre 20-30 minutos según nos guste la coliflor más o menos tierna. Lista!